Las velas NoaNoa poseen la elegancia de la sencillez más arrebatadora y el desnudo más sugerente. Una colección que recoge la admiración que sintió Paul Gaughin cuando descubrió la isla de Tahití -fascinación que jamás abandonó- moldeada en una colección de velas únicas.

NoaNoa es pureza, inocencia y belleza en su máxima expresión entre frescas y dulces notas de gardenias, las flores con las que las mujeres tahitianas decoran su melena y que son la base aromática de esta colección. Una fragancia que nos transporta a sus cristalinas y turquesas aguas y a los exuberantes parques y jardines de la gran avenida Bruat por la que tanto paseó el pintor francés.

El torneado manual del recipiente de esta vela le deja la impronta de un sugerente relieve que convierte cada pieza en única e inimitable. Sus sobrios colores, blanco y gris, la hacen una vela ideal para decorar las más glamurosas fiestas y eventos y convertir cualquier espacio en un pequeño rincón paradisíaco.