Un golpe de mar, de sal y de sol. El mediterráneo más auténtico imprime su carácter en la vela de Cerabella, algo más que un viaje hacia el corazón de la Costa Brava. Una aventura y un sueño de verano en búsqueda de erizos de mar -o Uriços-.

Uris se compone, por un lado, de la pantalla de cera con la forma del erizo de mar y por el otro, de una vela recambiable que encaja en su interior. Al prender la vela, empieza un espectacular juego titilante de luces y sombras.

La vela interior intercambiable, una vez consumida, se puede sustituir por una de nueva, manteniendo intacta la escultura exterior de cera. Una innovadora propuesta decorativa disponible en seis colores y tres tamaños que permiten adaptarse a diferentes espacios y estilos.