Amores del Raval

 

El bigote.
Sospechamos que fue el encanto de su bigote lo que enamoró a Francesca.
En cambio, las razones de Emili las conocemos de sobras, pero escribiremos sobre ellas más adelante, cuando hablemos de su bien conservado diario.
Francesca era unos años mayor que él y además era la jefa. Emili era un dependiente en la cerería y estaba profundamente enamorado. Su boda estuvo llena de sonrisas y sombreros y es gracias a ellos que estamos hoy aquí.

Hemos creído que era justo recordarlos.

Francesca-Abella-Cerera
Francesca Abella, fundadora de la cerería.
Curiosamente, su apellido en catalán significa
abeja.Emili-Oller-dependiente
Emili Oller y su bigote.
Emili-Oller-en-Bicicleta
Emili Oller, lecciones de estilo.La cereria original
Emili, otro dependiente, Francesca y Maria Abella de niña: la siguiente generación.Barcelona-XIX-Raval-Pedró
Plaza del Pedró en Barcelona hacia 1862, cuando la cerería fue inaugurada.y comieron perdices
Francesca Abella y Emili Oller: la boda.

Compartir en redes sociales